29 julio, 2016

Le Corbusier y sus 17 sitios culturales Patrimonio de la Humanidad (2016)

Tras la mucha alegría por la decisión de la UNESCO, quisiera en esta entrada repasar detenidamente los 17 lugares que han sido nombrados sitios culturales como Patrimonio de la Humanidad, y que son todos un ejemplo de la Arquitectura Moderna Mundial.

De los 17 inmuebles hay uno en América, dos en Asia y el resto en Europa, y los voy a ordenar por fecha de realización en este listado:

- Pequeña casa a orillas del lago Lemán. Corseaux. Suiza. (1923)
- Barrio Frugès, Pessac. Francia. (1924).
- Villa La Roche-Jeanneret, París. Francia. (1923-1925)
- Casa Guiette, Amberes. Bélgica. (1926)
- Casas de la Weissenhof-Siedlung, Stuttgart. Alemania. (1927)
- Villa Saboya, Poissy. Francia. (1928)
- Inmueble Clarté, Ginebra. Suiza. (1930)
- Inmueble Porte Molitor, París. Francia. (1931-1934)
- Unidad de Habitación de Marsella. Francia. (1945)
- Manufactura, Saint-Dié. Francia. (1946)
- Casa Curutchet, La Plata. Argentina. (1949)
- Cabaña de Le Corbusier, Roquebrune-Cap-Martin. Francia. (1951)
- Complejo del Capitolio de Chandigarh. India. (1952)
- Casa de la Cultura, Firminy. Francia. (1953)

- Convento de Santa María de la Tourette, Eveux-sur-l'Arbresle, Francia (1953)
- Museo Nacional de Bellas Artes Occidentales, Taito-Ku, Tokio. Japón. (1955)
- La capilla de Notre Dame du Haut en Ronchamp, Francia. (1950-1955)

En negrita aquellos que he podido visitar en mi vida, que sólo son cinco, y los que tengo pendiente ir a ver si o si, son Chandigarh, Ronchamp, Unite de Marsella.

Es algo muy importante que la UNESCO empiece a dar valor a la arquitectura moderna, que ya no lo es tanto. Principalmente para que la gente que no ha estudiado la Historia de la Arquitectura, pueda valorar la importancia que tiene el tipo de edificios en los que vive hoy en día. Para que se empiece a apreciar de verdad la arquitectura que hace ya casi un siglo se viene haciendo en el mundo a pesar de todo, porque tiene una serie de ventajas que la arquitectura de antes del siglo XX no tenía. Como todo avance, con el tiempo surgen desventajas que se van subsanando poco a poco con la tecnología y el conocimiento. Pero es muy bueno que de la misma manera que evolucionan los coches, también lo hagan los edificios.