15 julio, 2015

Hotel Mercure Gold Al Mina en Dubai

Tuve que pasar unas cuántas noches en este hotel de la cadena Accor en Dubai, por un imprevisto, y en líneas generales mi impresión fue muy buena, quizás probablemente porque no esperaba demasiado, el Accor Mercure Gold.
La primera razón para elegirlo fue que pertenecía a Accor y tenía descuento de nuestra anterior estancia, la segunda era la localización, muy cerca de Burj Khalifa (gracias a los dos shuttle bus diarios gratuitos que te llevan al Dubai Mall) y de la playa. Y la tercera, que el precio por noche era muy razonable unido a los vouchers de descuento.

Además puesto que tenía que trabajar quería un Business Center bueno y acogedor, y lo tenían en planta baja cerca de la entrada y en zonas comunes (imag0102). La decoración general no es bonita para mi gusto pero tampoco era antigua, un básico moderno sin pretensiones pero nada recargado, que comparado con muchos otros de este rango de precios en la ciudad, lo convierte en maravilloso. Los desayunos son bastante decentes y buenos con un gran surtido de cosas, y la atención es bastante buena, con suficientes camareros y cocineros como para no estar nunca desatendido. En la terraza superior tiene una pequeña piscina, profunda y agradable, por estar bajo un parasol, y tiene suficiente espacio de hamacas a pesar de que la terraza es limitada, diría que unas 20 máximo.
Las habitaciones, muy limpias, con los muebles nuevos y modernos en la línea del resto del hotel (imag03), los baños muy completos y sobretodo limpios, siempre con nevera e incluso tabla de planchar. El acceso a la wifi del hotel, de manera gratuita en el BC y en las zonas comunes pero en la habitación sólo con cable, por eso no lo utilicé allí. El Business Center tiene una conexión fantástica, además posee dos ordenadores de mesa para uso general del resto de clientes, y bajar a trabajar allí con mi portátil fue muy agradable.

En líneas generales un hotel que recomendaría a cualquier visitante de esta ciudad, porque no es fácil encontrarlos baratos y aún menos un hostel.