12 mayo, 2015

El centro de Taipei

En nuestro fin de semana por Taipei, lo primero que merecía la pena era situarse en la ciudad y darse una vuelta por la zona centro, puesto que todo el mundo dice que la ciudad en sí no es demasiado moderna pero lo mejor es la cantidad de restaurantes y bares y puestos en la calle que hay donde se puede comer de maravilla, y eso es lo que confirmamos y contaré por aqui en las próximas entradas.

La zona más relevante del centro moderno es un cruce de calles que recuerda mucho a Shibuya en Tokio, pero de una escala algo menor (imag01), muy cerca de ahi hay varias calles peatonales que están llenas de restaurantes y tiendas, y que merece la pena visitar por la noche a partir de las 20 y hasta las 23h.

Continuando el paseo por las zonas más importantes de la ciudad, queda muy cerca de allí el ayuntamiento de Taipei, que es un edificio histórico bastante bien conservado (imag02), pero lo más relevante de la ciudad, y espectacular por la escala, son las plazas y jardines del Zhongzheng Memorial Park. En el centro del mismo está presidiendo el Memorial a Chiang Kai Shek (imag03) un edificio imponente con una escultura en bronce no menos espectacular en su interior. Pero además de eso a ambos lados de los impresionantes jardines encontramos según la foto 04, a la izquierda el Centro Nacional de Artes Escénicas, y a la derecha el Auditorio Nacional, además la plaza parecía tener mucha vida cada fin de semana con mucha gente bailando, cantando y entrenando para diversas actividades, además de mercados temporales en el centro en la plaza presidida por esa majestuosa puerta blanca del centro de la foto.

Por otro lado, lo habitual en estas ciudades asiáticas es ver muchos templos, y Taipei no iba a ser menos, no voy a ponerlos todos porque son parecidos pero el que nos pareció más interesante por la situación en la ciudad junto a edificios nuevos (imag05) y por el tamaño del mismo además de por la cantidad de visitantes, fue el templo de Lungshan, muy cerca de la parada de metro del mismo nombre. En general este paseo no lleva más de medio día porque todo está más o menos cercano y si el día es bueno, merece la pena y es muy recomendable.