16 diciembre, 2008

Jornadas de Arquitectura desde el punto de vista de las arquitectas

Uno de los motivos por los que acudí a Madrid era para estar presente en estas interesantes Jornadas de Arquitectura, en las que muchas arquitectas iban a tener voz para tratar determinados temas que habían sido seleccionados en diversas mesas, y que finalmente la mínima asistencia deslució un poco, como en todos los congresos de este tipo, hubo ponentes más aburridas otras más interesantes, pero para mí hubo una intervención que estuvo por encima de todas, la de Bárbara Pons Giner, una arquitecta y paisajista que trabaja en la administración pública para mi sorpresa, pero que ha hecho un máster en Harvard, porque aún siendo la Directora General de Planificación Territorial de Castilla-la Mancha, y teniéndose que enfrentar a burocracia cada día, en tan sólo 20 minutos nos dio una clase magistral digna de un gran catedrático acerca de urbanismo, planificación y vida, sobretodo vida, sentimientos y pensamientos que supo transmitir a un salón medio vacío pero que al menos a mi me hizo vibrar! Fue sencillamente magistral su manera de mezclarnos historia, con urbanismo, con familia, con su maternidad, con su trabajo y burocracia, sin duda, solo por esa intervención valió la pena asistir a las jornadas, gracias desde aquí a esa fantástica arquitecta y mejor persona, si en toda la Administración española hubiera Director@s Generales como ella, de otra manera mucho mejor y más positiva nos iría en este país.

2 comentarios:

ChusdB dijo...

¡Qué lástima,Dziga,me lo perdí y no busqué nada acerca de estas jornadas... y es que nosotras pensamos-actuamos-sentimos un poquito diferente de ellos,lo digo sin pretensiones ni ánimo de ofender y luego,en las visitas de obra pasa lo que pasa...!

dziga vertov dijo...

Hola chusdb, hacía tiempo que no comentabas, y tienes razón son diferentes las formas de unos y otros, y parece que últimamente has tenido alguna cosilla en las visitas, jejeje, no pasa nada, déjalo pasar. Lo que no deberías la próxima vez son una jornadas como estas... fueron muy didácticas para darse cuenta precisamente de eso que dices, y que no siempre es así, aunque muchas veces lo sea... hay errores que nunca dejan de cometerse...