31 octubre, 2016

Visitar el Museo Nacional de Coches de Emiratos


Sus siglas son ENAM, y este es uno de esos lugares que hay que visitar si o si, cuando se vive en Emiratos Árabes Unidos, por lo pintoresco, curioso y sorprendente del lugar.

Y si se visita el país, y se tiene Abu Dhabi como lugar donde dormir, también, ya que está bastante cerca de la capital, a sólo 45 km. Desde Dubai son unas dos horas de coche. La entrada es de 50 AED por persona a partir de los 10 años de edad, es algo cara pero una vez allí merece la pena.

Está situado en la carretera E65, y se le distingue desde lejos porque el edificio tiene forma de gran pirámide egipcia. Se trata de una pirámide hecha en estructura metálica y cubierta de planchas de aluminio o similar, de unas dimensiones no menores a 100x100 en planta. Se dice que aloja más de 200 coches, y el museo fue creado con la colección privada del Sheik Hamad bin Hamdan Al Nahyan.

Entre todos los ejemplares se cuenta con el camión a escala más grande del mundo en el centro de la pirámide (imag01), y a su alrededor la Colección Arcoiris privada del Sheikh, muchos coches off road espectaculares, una gran colección de coches clásicos americanos (imag02), también de Mercedes Benz.

Para rematar la estrambótica colección, en los exteriores encontramos dos record guiness certificados oficialmente, por un lado la autocaravana más grande del mundo, que es una casa de 3 plantas sobre ruedas. El Jeep motorizado a escala 4 a 1 más grande del mundo (imag03) y Record Guinness desde 2010, mandado hacer por el Sheikh para este museo. Lo curioso es que se puede conducir aunque sólo está expuesto, así como un gran avión de pasajeros que hay junto a él en el lado derecho del museo. Hay también a la puerta de la pirámide una gran esfera del globo terráqueo de unos 20m de altura que parece ser una caravana, pero no es visitable ni explica nada.

Aunque parezca mentira hay buenos baños y pequeña tienda con bebidas y snacks a la puerta del museo, nada de souvenirs o similar, es un lugar muy poco preparado para turismo masivo, lo cual le da aún más encanto.