10 diciembre, 2015

Riga entre su arquitectura y su cocina

En ese ir descubriendo esta gran capital tan desconocida para casi todos, lo que más nos fascinaba era ver tantos edificios en su centro histórico de grandes dimensiones y de una gran belleza.

Son de unos estilos muy del centro de Europa pero no tanto de estas latitudes, aunque hasta aquí llegó la Liga Hanseática, y por eso estas influencias arquitectónicas (imag0102).

Este imponente edificio "Casa de las cabezas negras" es una recosntrucción del año 1999 porque lo destruyeron en la segunda guerra mundial, pero eso no hace más que fascinar aún más al visitante, es de unas dimensiones y escala dignnos del mejor de los centros históricos europeos, diría yo que comparable a Praga (muy sobrevalorado en mi opinión).

Pero además y sin salir del mismo centro antiguo de la ciudad, y más bien en su perímetro junto aun gran parque otros edificios como la ópera (imag03) o un edificio gubernamental de los que nos resultan más familiares (imag04).

Y como es lógico, tanto paseo despierta el apetito, y nos habían hablado muy bien de los dumplings en todos los bálticos, pero en particular de esta franquicia letona, donde se pueden degustar muchos tipos a precios muy razonables (imag05), la "PelmeniXL", sólo hay un local en el centro de la capital pero lo encontramos y degustamos, además también nos habían recomendado la cadena "Lido" como bastante decente para probar comida típica del país y que se puede encontrar en muchas ciudades importantes de la región, y por fin dimos con uno de ellos también, y justo delante de nuestro hotel en Riga.

En general, aunque nuestra visita fue corta se nos hizo muy interesante, y es claramante uno de esos países que hay que repetir, conocer en mayor profundidad, y no etiquetarlo sin haberlo visitado.