15 septiembre, 2015

Visita a "Los Gigantes" de Tenerife y Casa Juana

Sin duda una de las visitas imprescindibles cuando uno pasa unos días en la isla de Tenerife, y cómo no alquila un coche, es ir a visitar el acantilado de "Los Gigantes" (imag01) es una de las cosas que uno no se debe perder allí por la monumentalidad de las rocas, por el color en contraste con su cielo azul, y porque la playa que hay frente a ellos de arena negra, bien merece un baño.

Pero si para la vista fue un gustazo la visita, tampoco quedó a la zaga la comida, recomendados por un amigo de la isla, fuimos a uno de esos restaurantes completamente locales donde te ponen papas arrugadas de verdad, donde el pescado es fresco de verdad, y donde te atienden como si hubieras entrado en tu casa. Ese lugar, no es otro que el "Casa Juana" en la pequeña población de Alcalá. Se encuentra a medio camino entre "Los Gigantes" y Adeje, no es fácil encontrarlo, pero si paras en el pueblo, y preguntas a un par de personas, fácilmente te indican donde está (imag02).

Su interior es de una decoración muy local y autóctona (imag03), el servicio lo llevan la pareja dueña del mismo, y la materia prima es puramente canaria, y espectacular. Los precios son más que asequibles, y el trato y la calidad la nota dominante, este lugar no se si aparecerá en alguna guía turistica pero bien lo merecería. Absolutamente reeocomendable para cualquiera que pase por allí, ahí lo dejo!