07 junio, 2016

Consejos para no musulmanes viajeros durante el Ramadán

Puesto que ayer empiezó el Ramadán 2016, he decidido incluir en este blog de viajes los consejos básicos para viajeros, y puesto que yo aún no he vivido ninguno, este primer año tengo que sacarlos de algún sitio. 
Y gracias al primer y único periódico español en el Golfo, "El Correo del Golfo", he conseguido un buen listado básico que se nos da durante el Ramadán a los viajeros en países musulmanes, incluídos los EAU. Si se quiere conocer más en detalle, leer el artículo completo, AQUI. Son los siguientes:
1. No se permite comer, beber o fumar en público.
No comer, beber o fumar en público durante las horas de ayuno. Esto se aplica a todos los lugares públicos. Guardar el ayuno durante el día en sitios públicos es obligatorio independientemente de la religión que se profese.
2. Vestir modestamente. 
Los visitantes deben abstenerse de usar ropa reveladora por respeto al Mes Sagrado del Ramadán. Es particularmente importante cumplir esta norma cuando se visita los centros comerciales, hoteles y restaurantes. Este código de vestimenta se utilizará así mismo al acudir al Iftar (comida después de la puesta del sol) y al Suhour (desayuno antes del amanecer). Como regla general, la ropa que es transparente, demasiado corta, de corte bajo o muy ajustada se deben evitar, en particular pantalones cortos, minifaldas y blusas sin mangas.

3. Sea consciente del Ramadán en su lugar de trabajo.
Los viajeros de negocios deben respetar las horas de oficina. Al tener reuniones de trabajo con los musulmanes, lo mejor es programarlas por la mañana cuando la gente está menos cansada y pueden concentrarse mejor. Si se le ofrece un refrigerio por un musulmán que está en ayunas, se considera respetuoso declinar.

4. Verificar los horarios de comida y entretenimiento. 
Ser flexible con los planes de comida y entretenimiento. Evitar viajes innecesarios a la puesta del sol, ya que el tráfico será pesado y la tasa de accidentes aumenta.


5. Evitar la exhibición pública de afecto. 
Evitar escuchar música alta y comer chicle en público. No pedir alcohol o cerdo durante el iftar en un restaurante. 
Solicitar consejo acerca de las costumbres y tradiciones locales asociadas con el Ramadán, si no se está familiarizado con el Islam y su cultura.
Son cinco consejos básicos pero muy buenos para tener en cuenta, y también otra experiencia más para acumular en esta mochila.