17 abril, 2015

Tai O en Lantau, Hong Kong

El pequeño pueblo de Tai O (imag01) es el más alejado de todos los asentamientos pesqueros que tiene Hong Kong dentro de su territorio, se encuentra en la isla de Lantau y los más al Oeste posible. Es desde allí desde donde se puede hacer los avistamientos directos de los delfines rosas del delta del Yangtse. Parece que es una especie en vías claras de extinción por la contaminación reinante en China.

Pero es junto a este pueblecito de Hk donde todavía hoy en día se pueden ver algunos ejemplares (imag02), llegar hasta el no es fácil desde Central, puesto que hay que ir primro en barco hasta Mui Wo (dura al menos 30 min), y luego en bus que dura al menos otros 30 min. También hay buses desde Tung Chung pero al menos se tarda 45 min. Lo bueno, es que en el pueblo, no sólo viven de los avistamientos de delfines sino también de todos los productos típicos que preparan allí en la zona como son las pastas de gamba que hacen con la gamba plateada y que se conservan en forma cuadrangular (imag03), y las yemas de huevos salados (imag04), que se presentan de forma muy particular.

Además el otro gran atractivo de esta zona de la ciudad son los hikings o paseos por la montaña, que en esta parte llevan a acuiferos naturales donde hace unos meses se podía uno incluso bañar, y ya han quedado prohibidos por culpa del mal uso que daban a ellos algunos de los excursionistas (imag05), una auténtica pena, pero a veces si se quiere preservar algo hay que quitarles el acceso a todos los animales que lo ponen en peligro, o sea, el ser humano.