26 noviembre, 2014

Botánico de Singapur o Gardens by the Bay. Parte 1.

Este gran proyecto recientemente inaugurado, Gardens by the Bay, es una compendio de buena arquitectura y buen paisajismo en un sólo lugar y en posición privilegiada, justo detrás de Marina Bay Sands en el Singapur más moderno (ver entrada anterior). Podemos ver tanto el tamaño como la organización paisajistica, en uno de los mapas del lugar (imag01).

En esta primera entrada voy a contar la parte del Jardín Botánico que es cubierta, y que por tanto es de pago, ya que toda la que es abierta es como un parque público completamente libre. En la segunda parte describiré la parte exterior del complejo.

La entrada al complejo no es demasiado cara, unos 18 euros al cambio por persona, y da acceso a ambas cúpulas de cristal, AQUI, la web del jardín botánico, donde es mejor comprar los tickets online que hacer la cola allí.

El primero de los edificios que visitamos fue el "Flower Dome" o Bóveda de las Flores (imag02) donde podemos encontrar todo tipo de arboles y flores de todo el mundo en un paseo sinuoso entre continentes muy bien organizado y señalizado, y con unas vistas cruzadas de cada una de las zonas realmente interesantes. El edificio va ofreciendonos diferentes plataformas desde la que observar algunas zonas del mismo de manera panorámica. Es sin duda una gran visita para un arquitecto y paisajista. Pero la sorpresa es mayúscula cuando se pasa a visitar la segunda cúpula de cristal.

En el "Cloud Forest Dome" o Bóveda del Bosque Nublado, lo primero que nos abruma es la visión de una cascada descomunal de mas de 30m de alto que es la que provoca que en este ambiente de bosque, haya una nube creada por el agua en suspensión que genera una cascada de estas dimensiones (imag0304), la imag 04 es desde la parte de arriba de esa cascada, desde donde se puede ver una vista increible de los alrededores del jardín Botánico.

Toda esa montaña desde cuyo punto más alto empieza la cascada es un cúmulo de plantas y arboles que viven en este tipo de ambiente, y que en las condiciones que se crean especificas para ellos, se pueden observar en auténtica belleza, ya que estas cúpulas tienen un sistema de persianas y cortinas que se cierran automáticamente o abren dependiendo el sol que necesitan las plantas que se encuentran en cada zona.

Estas dos cúpulas son auténticas obras de arte de la Arquitectura Moderna con sistemas domóticos muy interesantes para el control de la temperatura, humedad y claridad dependiendo del momento del año y hora del día. Para cualquier arquitecto que acuda a Singapur, es visita obligatoria.