24 septiembre, 2014

Hostal Spa Empuries entre L´Escala y San Martí

Este hotel-hostal (imag01) Spa Empuries, fue un recomendación de una amiga de la zona, además cuando uno entra en su web, AQUI, siendo arquitecto, nada resulta más atrayente que leer que es el primer hostal sostenible y ecológico de Europa que además ha seguido los requerimientos constructivos del US Green Building Council y ha conseguido la medalla de oro LEED por ello. Y si  además está frente al mar (imag02) y dispone de unas instalaciones a la vista espectaculares, no tuvimos dudas en quedarnos varias noches.

Eso si, cuál no ha sido nuestro sorpresa, al darnos cuenta que ha sido de lejos el peor hotel de cuantos hemos disfrutado en nuestro viaje por España, ya que tiene nombre de hostal pero precios de hotel, y las habitaciones de tan sostenibles que quieren ser, dejan mucho que desear.

Todo lo que está a la vista está muy cuidado y precioso, la gente que pasa por fuera paseando y no ve las habitaciones se queda con muy buen sabor de boca, puesto que la terraza de los dos restaurantes (imag03), y la zona del chiringuito de playa que tienen habilitada (imag04) están muy bien cuidadas. Nada que decir incluso al desayuno que es bueno y abundante.

Pero nuestra sorpresa fue saber que medio hostal no esta restaurado aún y que la habitación que nos tocó en suerte era una de ellas, que se paga mas de 200 euros la noche y no dan un kit completo de baño, que las habitaciones son menos cómodas de lo que uno espera, y que el estado de nuestro baño no pasó de calidad hostal. Ante la queja por ello antes de dormir la primera noche y antes de irnos el último día, sólo nos pidieron disculpas y que no podían hacer nada.

En resumen: Es el tipo de hotel que con una publicidad llamativa atrae a mucha gente, que después para el precio que tiene no compensa lo que ofrecen (y eso que el servicio es simpático y cercano aunque no resuelven problemas), que al ser pequeño juega con que siempre esta lleno, y que por su localización muy cercana al mar, y con su política de mostrarse mejor cara al público general que a los clientes que allí pernoctan, consigue que se hable bien de él, sin ofrecer demasiado a cambio.
Supongo que si uno se queda en las habitaciones a precios muy por encima de la media, la experiencia será mucho mejor, pero para mi la relación calidad-cantidad-precio es fundamental en cualquier tipo de hotel, y este lo tiene descompensado. Una pena que el primer Hostal Sostenible Leed español, no sea lo que parece.